Archivos para 21 noviembre 2015

Sanación

image

Ya lo he repetido muchas veces y lo reafirmo, “El tiempo lo cura todo”, todas las heridas sanan, todo malestar se va, ningún daño es permanente, nada es irrecuperable, de cada caída te vuelves a levantar y continuar hacia adelante es el único camino.

Las malas cosas que pasamos durante nuestra estancia en este mundo causan cicatrices y se convierten en parte de nuestro día a día, son hechos inevitables y lo que cuenta es como afrontamos estos obstáculos. Cada persona es distinta y cada situación le afecta de manera distinta pero igual le afecta, porque muchos dirán que la persona está bien, que no le afectó tanto y que logró superarlo en poco tiempo, cuando la realidad es muy distinta. Cada quien afronta sus problemas de manera distinta, reaccionan de otra forma o simplemente no reaccionan al momento ni a los días tampoco, pero igual lo sufren y no sabemos como se sienten por dentro.

El tiempo lo cura todo, los problemas pasarán y volveremos a la normalidad, todo quedará sólo como un mal recuerdo, te curarás de todo mal, tú cuerpo, tú mente y tú espíritu sanará.

Las personas tienen sus métodos para recuperarse y cada uno es diferente, es inevitable la sanación, así como cuando estamos molestos con alguien y tarde o temprano la rabia pasa, perdonamos y damos otra oportunidad. Lo más importante es no aislarse, no ahogarse con el mismo problema, ignorarlo no lo soluciona y fingir que estás bien tampoco pero debes continuar a como de lugar, a tu propio ritmo y con mucha paciencia.

Anuncios

, , , ,

Deja un comentario

Cuando la muerte toca a la puerta

image

No soy una persona que se lamente de hechos inevitables, ya que prefiero continuar sin mirar atrás. Incluso no me percartaba de los sentimientos de las personas cuando expresaban su pesar en distintos medios sociales, no te das cuenta de esto hasta que te toca a tí. No sabemos lo que están pasando hasta que nos pongamos en sus zapatos y recorramos el mismo camino.

Lamentablemente cuando la muerte toca a tu puerta sin previo aviso y te arrebata a un familiar querido, te deja con un inmenso vacío, con un montón de dudas y un desborde sin fín de sentimientos. Allí es cuando te das cuenta que la vida es una sola, que sin importar cuán preparado estés, llegará un momento que te arrebatará todo sin ningún sentido, dejándote en el suelo para una larga recuperación. No importa que planes tenías con esa persona, no importa cuantos proyectos inconclusos, no importa que problema tengas, todo eso es ínfimo comparado con la vida de una persona.

Todo sucede tan rápido que nisiquiera sientes el golpe al momento, un shock entre la realidad y lo increíble de la situación, no caes en cuenta de lo que sucedió, por qué razón o motivo, todo se acabó de un día para otro y el corazón destrozado en mil pedazos. Es algo que no se lo deseo a nadie, es un trago tan amargo que te atragantas y terminas repitiendolo durante días.

No quieres creer, no quieres ser parte de eso, quieres alejarte y fingir que todo está bien pero sabes muy bien que no es así. Tantos sentimientos encontrados por lo que se pudo haber hecho, por lo que se pudo tratar de evitar, por como debiste aprovecharlo mientras vivía. Te das cuenta de la cruda realidad y que sólo puedes continuar, ser fuerte por la gente a tu alrededor, porque sabes que ellos también están afectados y necesitan tanto apoyo como lo necesitas tú.

En momentos difíciles es que te das cuenta de quién es cada quién y con que personas cuentas y cuales no. Todos te dirán lo mismo pero los hechos muestran la realidad, las palabras se las lleva el viento. Estar triste es un fuerte sentimiento que no se te quitará al momento, aunque traten de apoyar, no puedes dar por sentado lo que la gente te dice: “así es la vida”, claro que sí pero por ello no me estás ayudando en nada, “se fuerte y continúa”, eso es inevitable y se hará de algún modo u otro pero no esperes solucionar todo con eso. Decirle a una persona que no se desanime o que esté felíz, es como decirle a un inválido que camine, sabiendo que no lo puede hacer o por lo menos no en ese momento. Las personas no sabrán que decirte, incluso se mantendrán alejados para no causar una molestia, por lo tanto estaremos solos durante este proceso, no puedes confiar en que alguien vendrá o que te entenderá y te solucionará los problemas.

Paciencia, calmado y tranquilo es lo primero que necesitas para encontrar tu paz, el dolor no pasará en un tiempo, llora todo lo que tengas que llorar, expresa todo lo que sientes sin temor y jamás olvides todo lo bueno que pasaste con esa persona. Te darás cuenta que el mundo sigue girando sin importarle tú dolor, tú angustia, tus sentimientos, debes sobrellevar esta carga y fortalecerte aún más, el tiempo lo cura todo y en estos casos no es la excepción.

, , , , ,

Deja un comentario